martes, 15 de diciembre de 2009

Historia

Bueno, les voy a poner un poco en antecedentes. Este proyecto comienzó hayá por el año 1996. Entonces eramos seis almas en pos de un sueño. Vivir en el campo, del campo, compaginando otras actividades y sin confluencias que pudieran asfixiar nuestras individualidades. Un espacio para compartir beneficiandonos del apoyo mutuo solidario. Una comunidad de propietarios nacida no de la fortuita y forzada coincidencia por habitar un determinado lugar. Elejir donde vivir y con quien compartir vecindad, trabajo, economía, crecimiento, en fin, vida.

Años de juventud e inexperiencia, también de sueños idealistas por una sociedad más justa que se fijara en la felicidad de las personas como herramienta para medir el desarrollo de una colectividad.

Diversas razones individuales, también como colectivo, y que no toca desentrañar en esta introducción, habrá ocasión en otras entradas a este modesto Blog, llevaron al proyecto hacia una quebrada en el camino, de la que no supimos salir como colectivo y que llevaría a cinco de esas almas a cambiar de rumbo sus vidas. Otras formas de expresión de la belleza que traemos con nosotros al nacer, otros espacios donde expresar nuestro amor por un mundo más justo, más amoroso. Nuevos proyectos nacidos de la madurez treintaañera quizás, desengaños propios y ajenos.

He de confesar que fue una separación dolorosa y traumática. Como todas las separaciones, supongo. Decir adios en ocasiones no es fácil. Se desdibujan los horizontes compartidos, hay que seleccionar los horizontes individuales. Quizás los horizontes siempre fueron individuales. Sí, cada uno tenemos nuestro propio camino, el reto está en saber y querer conjugar ambos.

Hoy el molino ya está nutrido por este hermoso río que es el Hueznar. A su corazón ya llega la sangre limpia y cristalina de sus aguas. Pronto estaremos moliendo, electrones, trigo, corcho e ideas y anelos con las que obtener la harina que nos permita amasar panes, bizcochos y magdalenas que nutran nuestro cuerpo, nuestro espiritu, nuestros Almas. Vamos construyendo un espacio donde descansar, donde crecer y donde compartir lo que cada uno traemos de hermoso.

Te invito a este espacio abierto y espero tu contribución presencial y también virtual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada